Entrevistas Alumni

Olivia Andolz Santacana
Olivia Andolz Santacana
03/02/2020
Roser Reyner
Alumni


Multimedia





Olivia Andolz Santacana

«A una mujer que quiera cursar una carrera masculinizada le diría que sea constante, que intente superarse siempre y que no se deje aplastar»
 

Olivia Andolz Santacana(Tarragona, 1995) es graduada en Multimedia por la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Actualmente cursa el máster de Màrqueting Digital y quería tenerlo listo en un año, pero sus planes se han retrasado por un buen motivo. Andolz es una de las diez mujeres elegidas en la segunda convocatoria de los galardones WONNOW de CaixaBank y Microsoft, que reconocen a las alumnas más brillantes de los llamados estudios STEM (de los ámbitos de la ciencia, la tecnología, las ingenierías y las matemáticas). Se habían presentado más de 400 candidatas de unas setenta universidades españolas.

 

 

¿Cómo surge la idea de presentarte a esta convocatoria?

En la convocatoria de 2018 se presentó mi hermana Patricia, que estudiaba el grado de Ingeniería Informática, porque un profesor la alentó. ¡Fue una de las ganadoras! En ese momento, yo también me lo planteé, pero mi carrera no aparecía en la lista y me pareció que no sería un perfil lo bastante técnico. Tampoco veía claro qué haría en un banco. Pero, en la convocatoria de 2019, pensé: «¿Por qué no? Yo también tengo buena nota». Me animé. En verano tuve que pasar varias pruebas y al final me cogieron.

No solo se valoraba el currículo, ¿verdad?

Se valoraba el expediente académico, pero también la trayectoria personal y social, por ejemplo, un voluntariado. En mi caso, había hecho el trabajo de fin de grado: una web para pacientes de oncología del Hospital del Mar, que es un proyecto vivo.

¿En qué consisten las prácticas remuneradas que ahora haces en CaixaBank?

Me dan la oportunidad de aprender cómo los profesionales del sector aplican las nuevas tecnologías en el mundo financiero. Hay informáticos, project managers... que tienen el objetivo de modernizar el banco y hacerlo innovador. No puedo explicar mucho qué hago, pero sí puedo decirte que desarrollamos aplicaciones.

¿Hay muchas mujeres, cerca de ti, trabajando?

Me ha chocado que todo mi squad, como les llamamos a los equipos, son chicas. Hay otros en los que las chicas son minoría, pero en el departamento donde estoy hay bastante equidad, o somos más chicas. Está bien.

¿En tus estudios de la UOC también es así?

En el grado de Multimedia notaba que, en asignaturas más técnicas como Programación web avanzada, estaba yo sola o había pocas chicas. A veces, cuando charlaba con chicos sobre temas de programación, al principio sentía que no me valoraban tanto. Era cuando empezaba a hablar del tema cuando se daban cuenta de que lo dominaba. Al principio, parecía que no me tomaran en serio.

Parece que las mujeres tenemos que demostrar un poco más en algunos espacios...

Sí que lo parece. Al principio.

En 2017, la prestigiosa revista científica Science publicó un estudio que explicaba que, ya desde los seis años, las niñas son menos propensas a asociar la brillantez intelectual con su propio sexo...

Si me haces decir el nombre de alguna inventora o científica muy reconocida, ahora solo me viene a la mente Marie Curie. Y eso es triste. Pero es lo que aprendemos en la escuela; no recuerdo que me hayan hablado de muchas científicas.

En tu caso, ¿cómo te has ido enfocando hacia el mundo de las carreras STEM?

Desde pequeña siempre me han tirado más las matemáticas o la física que las lenguas. El trabajo de investigación que hice en el instituto se titulaba Las matemáticas son un gusto y analizaba cómo se aplican a la alimentación desde el punto de vista visual, por ejemplo, cómo es un donut, o los packings (embalajes) de la comida, todo calculado con fórmulas. Fue muy curioso y me gustó mucho. Relacionaba la creatividad con las matemáticas.

Relacionar técnica y creatividad es una buena forma de disfrutar, ¿no?

Sí. Escogí el grado de Multimedia porque tiene un poco de todo esto. Posee una rama más técnica, de programación; una más creativa, de edición de vídeos, imagen, diseño y sonido, y una de gestión de proyectos, que hoy siempre hace falta. Una parte de mi trabajo de la beca de CaixaBank es gestionar proyectos. 

Como comentabas, tu hermana estudió Ingeniería Informática y también tiene un expediente brillante. ¿Tenéis algún referente en la familia que os haya sido motivador?

Nuestros padres. Mi padre es ingeniero superior de Telecomunicaciones. En casa nos ayudaba con los ejercicios que nos costaban. Y mi madre... siempre nos ha transmitido apoyo, confianza y coraje. Y nos ha hecho sentir que, si suspendemos, no la decepcionaremos.  

Tanto tú como tu hermana habéis estudiado en la UOC después de terminar bachillerato. No es el perfil que muchos tenemos en mente, cuando pensamos en estudiantes de la UOC.

En los foros, el primer día de la carrera, me chocaba que, cuando nos presentábamos, muchas personas tenían treinta o cuarenta años. Me sentía un poco bebé. Pero elegí la UOC porque, si vamos evolucionando hacia un mundo digital, y tenemos la posibilidad de estudiar en línea, no creo que haya que perder cada día dos horas hasta llegar a la universidad. Es evolución.

¿Tienes más compañeros del instituto que hayan estudiado en línea?

No. La gente se sorprendía. Es verdad que mi hermana y yo no hemos vivido la vida universitaria..., y quizá sí que no hemos tenido los compañeros tan cerca, pero por el foro o por WhatsApp he conocido a mucha gente con la que sigo conectada. También tengo amigos que dejaron carreras presenciales y han continuado en la UOC. Nosotras dos, gracias a nuestra madre, hemos tenido rutinas muy marcadas desde pequeñas y así las hemos seguido en la UOC. Hemos trabajado intensamente.

Queda claro, viendo los reconocimientos que ya habéis recibido. Ahora haces las prácticas remuneradas en CaixaBank y luego recibirás una mentoría desde Microsoft, ¿verdad?

Nos pondrán en contacto con mujeres con cargos de responsabilidad en Microsoft, que nos explicarán su experiencia para que dispongamos de más herramientas al tomar decisiones sobre nuestra carrera.

¿Cómo te ves, dentro de cinco o diez años?

Creo que es importante aspirar a llegar lejos para que, si te quedas a medio camino, no te parezca que no has hecho nada. Sería interesante poder ganarme la vida haciendo lo que me gusta y que tanto esfuerzo me ha costado, así que espero seguir en este mundo tecnológico.

Desde esta experiencia que ya tienes, ¿qué dirías a una mujer que se plantee cursar una carrera tradicionalmente más masculinizada?

Que se esfuerce mucho, que sea constante y que intente superarse siempre. Que dedique más horas a la asignatura que le cueste más. Y, sobre todo, que no deje aplastarse. Porque ella vale mucho.

Más de 7.400 personas siguen la activitat de @UOCalumni en Twitter

Más de 5.600 alumnis ya forman parte de nuestra red