Juan Antonio Rubio Saldaña
Juan Antonio Rubio Saldaña
27/06/2018
Germán Sierra
Alumni


Graduado en Administración y Dirección de Empresas





Juan Antonio Rubio Saldaña: «Los servicios de carrera de la UOC son un trampolín si llegas con una actitud abierta y flexible»

 

El planificador de demanda es un rol fundamental en toda empresa con cadena de suministro. Se trata de la figura que crea y mantiene un plan de demanda de productos de acuerdo con complejos patrones de predicción de comportamiento del mercado y de inteligencia de la propia empresa, teniendo en cuenta sus acciones de marketing, ventas y finanzas. Juan Antonio Saldaña ha trabajado ocho años como planificador de demanda en la cadena de supermercados líder. Ahora, y tras su paso por los servicios de carrera de la UOC, ha dado un salto más en su carrera sobre el que hablamos en esta entrevista.
 

«Todavía conservo esa humildad del que tiene mucho por aprender»

Has estudiado, luego has interrumpido los estudios, has formado parte de la generación que hizo la mili, te ha salpicado la crisis...

Sí, he pasado por muchas etapas hasta conseguir llegar a donde quería. Empecé a estudiar, luego me fui al servicio militar, retomé los estudios y entré a trabajar en una empresa. Al cabo de unos años, con la crisis, di otro giro a mi carrera y empecé a estudiar de nuevo. Esos estudios desembocaron en una oportunidad laboral en una gran cadena de supermercados, donde he estado ocho años y medio como planificador de demanda, entre otras responsabilidades.

¿En qué consiste el puesto exactamente?

Se trata de elaborar pronósticos de compra de acuerdo con la demanda, tanto por histórico acumulado como por patrones estacionales de consumo. Sacas un algoritmo de compra y luego planteas diferentes escenarios: más optimistas o más pesimistas. Hay empresas que tienen muy desarrollado ese algoritmo, con muchísimas variables ajenas a la empresa, y otras que solo contemplan sus propias variables. He aprendido muchísimo; pero, como toda empresa grande, tenía su propio sistema y su rigidez y ahora ya me apetecían nuevos desafíos y, sobre todo, nuevos mercados.

¿Qué cambios has encontrado en tu empresa actual?

Donde estoy vamos a implementar un tipo de algoritmos muy sofisticados que te dicen cuándo tienes que comprar, dónde tienes que hacerlo. Se basan en existencias eficientes. Con estos años de experiencia he aprendido una cosa importante: al final el dinero se gana vendiendo, pero también comprando con eficiencia, y esto impacta de forma directa en lo que llamamos los márgenes de contribución. Además, la evolución en la empresa ha sido muy rápida: entré como planificador de demanda, muy motivado, y rápidamente me propusieron como coordinador de operaciones, que es la posición que ocupo en la actualidad, aunque estoy en formación. 

¿Cómo fue tu paso por la UOC? ¿Cómo te han ayudado los servicios de carrera?

Muy positivo, me dio la oportunidad de combinar vida personal, trabajo, ocio, deporte... Allí he aprendido algo que se supone que tenemos intrínseco pero que cuesta hacer aflorar: aprender a pensar por ti mismo y a ser autodidacta, y luego trasladar eso al momento laboral. Esas habilidades han cambiado por completo mi forma de trabajar. En relación con los servicios de carrera, la orientación es excelente: lo más importante es que te enseñan a tener un currículum más competitivo y sacar lo mejor de ti. Desde que he entrado a trabajar he tenido que bloquear el currículum por el aluvión de ofertas que he recibido. De alguna forma, hemos conseguido que sea más atractivo y competitivo y que coincida, eso sí, con una demanda de la posición de planificador de demanda. Además, el técnico que me ayudó fue de una profesionalidad impecable. 

Gracias a la UOC pudiste evitar el traslado a otra comunidad autónoma...

Sí, me querían trasladar a la Comunidad Valenciana y ese fue el momento en el que me di cuenta de que tenía que cambiar. Si sabes aprovechar los servicios de carrera, tienes un trampolín.

¿Por qué es importante asesorarse por un profesional para buscar determinadas posiciones laborales?

En este aspecto hay que considerar el ego de cada persona. Yo, por mi experiencia, me considero sénior; llevo muchos años en esto, pero también creo que estoy a medio camino en mi carrera, todavía tengo esa humildad del que tiene mucho por aprender. Si vas con esa actitud, vas a aprovechar muchísimo esos servicios de carrera porque vas a llegar con una actitud abierta y flexible. 

¿Cómo ves tu futuro laboral? ¿Cuál es tu sueño profesional a medio y a largo plazo?

Mi sueño es llegar a ser planificador global de demanda, es decir, un planificador en todos los mercados. Ahora mismo estoy llevando Alemania, Portugal, Francia, Eslovaquia, República Dominicana y Canarias, de modo que me voy acercando [risas]. Es otro nivel, pasas a una escala más directiva. Con un poco de suerte, estoy un paso más cerca de llegar a ello.

¿Existe alguna empresa que te seduzca?

No te negaré que tenía muchas ganas de entrar en el gigante del comercio electrónico y llegué a hacer seis entrevistas, pero en medio del proceso me desilusioné mucho. Las empresas tan grandes y tan competitivas lo son por algo, tienen políticas de recursos humanos que no se alinean con el trabajo posterior.

Más de 7.060 personas siguen la activitat de @UOCalumni en Twitter

Más de 5.600 alumnis ya forman parte de nuestra red